FAMILIA LEGUMINOSAS. PARTE I.

por | junio 6, 2017

La familia leguminosas (también conocida como fabáceas) comprende un grupo de plantas representado en la Sierra de Callosa por al menos 14 especies (estamos seguros de que hay más) y cuya principal característica es que sus flores recuerdan a la forma de las mariposas. Además, como el nombre indica, son plantas cuyos frutos son legumbres, el cual es otro rasgo que las hace inconfundibles. Esquemas: Flor típica1 Flor típica2

Son plantas, en su amplia mayoría, herbáceas y con flores vistosas amarillas o moradas. Las hojas suelen ser compuestas, o bien en grupos de 3, o bien en número par en torno a 10. A menudo presentan zarcillos que son estructuras filamentosas que efectúan movimientos de giro y se enroscan sobre cualquier soporte, lo cual permite a muchas leguminosas ser plantas trepadoras. En la Sierra se han introducido tres especies de leguminosas arbóreas o arbustivas: la alfalfa arbórea, el algarrobo, y la mimosa. Estos dos últimos se escapan del concepto de flor amariposada (más correctamente llamada papilionácea), vistosa, etc.

Flor papilionácea 1

Flor papilionácea 2. Fotografía cedida por Josechu.

Hojas en grupos de 3.

Frutos en legumbre.

Son leguminosas un buen número de plantas cultivadas cuyos frutos se utilizan en alimentación: lentejas, garbanzos, habas… En la Sierra, a excepción de los algarrobos que sí que dan frutos grandes y comestibles, no hay leguminosas que se empleen para ese fin. Encontramos algunas especies como el trébol hediondo, diferentes especies de alfalfas, la coronilla, la hiniesta y el gavón pringoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *